(01) 578-4217

(01) 915962502

N

Confianza

+13852 Pacientes

N

Calidad

Resultados confiables

N

Experiencia

+5 Años de atención

Perfil Hepatico

Tipo de Muestra:

Muestras de sangre

Tiempo de entrega de resultados:

En solo horas

Requiere orden médica:

No requiere

Preparación del paciente:

El perfil hepático no requiere de una preparación especial. Sin embargo, se recomienda un ayuno de 10 o 12 horas antes del examen.

Perfil Hepatico

Tu Higado ayuda a digerir alimentos, almacena energía, elimina sustancias tóxicas, producr proteinas clave para la coagulación sanguínea.

S/ 50.00

RANGOS REFERENCIALES:

– Alanino aminotransferasa (ALT): es una enzima producida por el hígado, cuyos valores normales son de 5-60 UI/l.

– Aspartato aminotransferasa (AST): es una enzima con presencia en el hígado y también en los músculos. Su rango normal es de 10 a 34 UI/l.

– Gamma-Glutamil Transferasa (GGT): enzima que cuando se eleva puede asociarse al daño de la célula hepática. Su rango normal es de 5 a 80 UI/l.

– Fosfatasa alcalina: es una enzima presente en diversos tejidos, cuya elevación podría indicar cirrosis o litiasis biliar. Los valores normales se sitúan entre 44 y 147 UI/l.

– Bilirrubina: es un producto de desecho que produce y procesa el hígado. Una cantidad alta en la sangre podría ser señal de un problema en el hígado. Si es directa, sus valores normales son de 0-0,3 mg/dl, y si es indirecta de 0,3-1,9 mg/dl.

– Tiempo de protrombina (TP): es una proteína que interviene en la coagulación de la sangre, cuyos valores normales (establecidos por el índice internacional normalizado) se ubican en el rango de IIN de 0.8 – 1.1.

Perfil Hepatico

El perfil hepático es un conjunto de pruebas necesarias para evaluar la función y salud del hígado. Mide varios valores, entre ellos las enzimas hepáticas (TGO y TGP), proteínas totales y fraccionadas, GGTP, fosfatasa alcalina, bilirrubinas totales y fraccionadas.

RECOMENDADO PARA:

La prueba de perfil hepático se recomienda para evaluar la función hepática y detectar posibles problemas en diversas situaciones, como chequeos médicos de rutina, síntomas hepáticos, monitoreo de enfermedades hepáticas crónicas, evaluación de efectos secundarios de medicamentos, antecedentes familiares de enfermedades hepáticas y preparación para cirugía. Es una herramienta valiosa para detectar y monitorear condiciones relacionadas con el hígado. La decisión de realizarla debe ser tomada por un profesional de la salud según la evaluación clínica del individuo.