(01) 578-4217

(01) 915962502

N

Confianza

+13852 Pacientes

N

Calidad

Resultados confiables

N

Experiencia

+5 Años de atención

PSA – Antígeno Prostático Específico

Tipo de Muestra:

Toma de muestra de Sangre

Tiempo de entrega de resultados:

En solo horas

Requiere orden médica:

No requiere

Preparación del paciente:

Preparación para el examen de PSA:

  1. Evitar eyaculación: Abstenerse al menos 48 horas antes del examen.
  2. Evitar actividades que afecten la próstata: No practicar ciclismo o actividades que ejerzan presión en la próstata antes del examen.
  3. Informar sobre medicamentos: Comunicar al médico los medicamentos que estás tomando.
  4. Informar sobre procedimientos recientes: Notificar cualquier procedimiento urológico reciente.
  5. Evitar ejercicio intenso: No realizar ejercicio vigoroso 48 horas antes del examen.

Seguir las instrucciones específicas del médico garantizará resultados precisos.

PSA – Antígeno Prostático Específico

💡 ¿Sabias qué el Cáncer de Próstata es la principal causa de Mortalidad en Hombres ? 💡

S/ 50.00

RANGOS REFERENCIALES:

Los niveles normales de Antígeno Prostático Específico (PSA) pueden variar según la edad y otros factores individuales. Aquí se proporcionan rangos generales, pero es importante destacar que estos valores pueden variar según las pautas específicas de cada laboratorio y las consideraciones médicas:

  1. PSA total:
    • 0-2.5 ng/mL: Generalmente considerado bajo.
    • 2.6-10 ng/mL: Puede ser considerado normal, pero valores en este rango pueden indicar la necesidad de una evaluación adicional.
    • Superior a 10 ng/mL: Suele ser considerado alto y puede indicar la necesidad de investigar la causa, que podría incluir condiciones como el cáncer de próstata.
  2. PSA libre/total (proporción):
    • La proporción de PSA libre a PSA total (PSA libre/total) también puede ser evaluada para obtener más información sobre la probabilidad de cáncer de próstata.

Es importante destacar que, en algunos casos, valores de PSA dentro del rango normal no excluyen la posibilidad de cáncer de próstata, y valores elevados no siempre indican la presencia de cáncer. La interpretación de los resultados debe hacerse en conjunto con otros factores y bajo la guía de un profesional de la salud. Además, las pautas específicas pueden variar según la región y las directrices de salud locales.

PSA – Antígeno Prostático Específico

El Antígeno Prostático Específico (PSA, por sus siglas en inglés) es una proteína producida por la próstata, una glándula ubicada debajo de la vejiga en los hombres. El examen de Antígeno Prostático Específico (PSA) es una prueba de sangre que mide la cantidad de PSA presente en la sangre. Este examen se utiliza como una herramienta para detectar posibles problemas de la próstata, como el cáncer de próstata o enfermedades no cancerosas como la hiperplasia prostática benigna (un agrandamiento no canceroso de la próstata) o la prostatitis (inflamación de la próstata).

El PSA se produce tanto en la próstata normal como en las células cancerosas de la próstata, y sus niveles pueden aumentar en diversas condiciones. Sin embargo, un nivel elevado de PSA no es específico para el cáncer de próstata y puede deberse a otras condiciones. La interpretación de los resultados del PSA generalmente se realiza en combinación con otros factores, como el examen físico, la historia clínica y, en algunos casos, la realización de biopsias de la próstata.

Es importante señalar que la decisión de realizar un examen de PSA y cómo interpretar los resultados debe ser discutida entre el paciente y su médico, considerando factores como la edad, la salud general y los riesgos y beneficios asociados con la prueba. Las pautas y recomendaciones específicas pueden variar según las directrices de salud y el criterio médico.

RECOMENDADO PARA:

El examen de PSA se recomienda generalmente para:

  1. Hombres mayores de 50 años: Se inicia la discusión sobre su conveniencia.
  2. Hombres con factores de riesgo: Aquellos con antecedentes familiares de cáncer de próstata pueden realizarlo a una edad más temprana, generalmente a partir de los 40 o 45 años.
  3. Historial médico: Puede ser recomendado para aquellos con exposición a factores de riesgo o condiciones específicas.
  4. Seguimiento de pacientes con cáncer de próstata: Para evaluar la respuesta al tratamiento y la progresión de la enfermedad.
  5. Evaluación de síntomas: En casos de problemas urinarios, dolor pélvico o cambios en el flujo urinario.

La decisión de realizar el examen debe ser discutida con el médico, considerando la situación médica individual y los beneficios y riesgos asociados con la prueba.